que es una criptomoneda

Qué Son Las Criptomonedas 2020

que es una criptoUna criptomoneda es una moneda digital o virtual la cual está diseñada para funcionar como medio de intercambio. Hace uso de criptografía para verificar y asegurar las transacciones, así como para controlar la creación de nuevas unidades.

Principales características:

  • Se basan en una tecnología denominada “Cadenas de bloques” (Blockchain) para lograr la descentralización, la transparencia y la inmutabilidad.
  • Usan como base primordial para operar la red de internet y criptografía.
  • No está controlada por ninguna autoridad central: la naturaleza descentralizada de la cadena de bloques hace que las criptomonedas sean teóricamente inmunes a las viejas formas de control e interferencia gubernamental.
  • Las criptomonedas pueden ser enviadas directamente entre dos partes mediante el uso de claves privadas y públicas. Estas transferencias pueden hacerse con unas tasas de procesamiento mínimas, lo cual permite a los usuarios evitar las elevadas tasas que cobran las instituciones financieras tradicionales.

Hoy en día las criptomonedas se están convirtiendo en un fenómeno global, muy escuchado por la mayoría de gente pero a su vez poco comprendido. En esta guía, comprenderás las caracteristicas mencionadas anteriormente, te contaré exactamente todo lo que necesitas saber sobre las criptomonedas y lo que pueden aportar al sistema económico mundial.

Historia

Durante el auge tecnológico de los años 90, existieron muchos intentos de crear una moneda digital, sistemas como Flooz, Beenz y DigiCash surgieron en el mercado pero inevitablemente fracasaron. Fueron muchas las razones por la cual todo moría en el intento, tales como fraude,  problemas financieros e incluso fricciones entre los empleados y jefes de las compañías que ofrecían estos sistemas.

Particularmente, todos estos sistemas tenían un enfoque el cual se basaba en la “Confianza sobre un Tercero”, lo que significaba que las compañías que estaban detrás de estos sistemas, eran quienes respaldaban, verificaban y facilitaban las transacciones. Debido a los fracasos de estas empresas, la creación de un sistema de dinero digital se consideró una causa perdida durante mucho tiempo.

Luego, a finales de 2008, un programador anónimo (o grupo de programadores) bajo el alias de Satoshi Nakamoto introdujo Bitcoin. Satoshi Nakamoto lo describió como un “sistema de dinero electrónico de igual a igual”. Un sistema completamente descentralizado, lo que significa que no hay una autoridad central de control. El concepto se asemeja mucho a las redes entre pares para el intercambio de archivos (Ares, Torrent).

satoshi-nakamoto-team
Actualmente se desconoce quien o quienes se encuentran ocultos bajo el seudónimo de “Satoshi-Nakamoto” autor y responsable de introducir y dar a conocer Bitcoin al mundo.

“El problema del doble gasto” el reto a la hora de crear un sistema electrónico de pago

Uno de los mayores problemas que cualquier moneda digital o sistema de pago electrónico se enfrenta y debe resolver, es uno conocido como “El problema del doble gasto” ¿Qué significa esto te estarás preguntando?

El doble gasto es un problema en el que la misma moneda digital puede ser gastada más de una vez. En otras palabras, el doble gasto es un caso en el que una transacción utiliza el mismo insumo que otra transacción que ya ha sido difundida en la red. Se trata de un defecto exclusivo del mundo digital, esto es porque la información digital es algo que puede replicarse con bastante facilidad.

Para entenderlo de forma más clara, usemos un ejemplo sencillo,  digamos por ejemplo, que José es compositor de música y Carlos contrata a José para que componga un tema musical, José tiene en casa un estudio y acaba de grabar el tema musical el cual acaba de guardar como archivo de mp3 localmente en su ordenador, no hay nada que impida a José simplemente copiar este archivo tantas veces como quiera y compartir este mismo archivo con varios individuos u otros clientes, ya que al ser un archivo digital, este puede replicarse tantas veces como se quiera en otros ordenadores. Este mismo principio puede aplicarse a las monedas digitales. Las monedas digitales como Bitcoin, pueden ser consideradas como un archivo digital. No es ideal que la misma moneda digital sea gastable más de una vez, porque puede resultar en una inflación y una pérdida de confianza en esa moneda, haciéndola efectivamente inútil.

Las monedas físicas no tienen el mismo problema de doble gasto al que se enfrentan las monedas digitales, porque todos los que participan en el intercambio de una moneda física tienen acceso visual inmediato a esa moneda física original. Por ejemplo, Alicia visita su cafetería local para comprar una taza de café de 5 dólares. Al comprar su café, Alicia entrega un billete físico de 5 dólares al proveedor de servicios de la tienda. El proveedor de servicios, al aceptar el billete de 5 dólares de Alicia, puede confirmar instantánea y físicamente que Alicia ha pagado la cantidad correcta por su café. Ahora Alicia no puede gastar esa misma factura de $5 en otro lugar para hacer otra compra.

comprar-cafe

La solución tradicional para prevenir el problema del doble gasto, ha sido utilizando un tercero de confianza (bancos). Con una solución centralizada, una entidad tercera central y de confianza será la encargada de llevar el registro de las transacciones y los saldos de cada cuenta, verificando así que no se haya producido un doble gasto con una moneda digital (como cuando utilizas tu tarjeta de débito para pagar algo en el supermercado). Sin embargo, este método tiene un inconveniente importante, a saber, que deja un solo punto de falla. Un tercero centralizado puede estar compuesto por un agente malintencionado, lo que puede dar lugar a que la misma moneda digital se gaste más de una vez (dar un préstamo a otro usuario de tu dinero por ejemplo) ya que esta autoridad de confianza, básicamente tiene el control de tus fondos y datos personales a la mano de muchas personas más y tuyos.

En cambio, en una red descentralizada como Bitcoin, cada uno de los participantes tiene que hacer este trabajo. Esto se hace a través de una  tecnología llamada “Cadena de Bloques” o Blockchain en ingles, que es en simples palabras, un libro mayor de cuentas público en donde se registran todas las transacciones que han ocurrido dentro de la red, y que está disponible para todos. Por lo tanto, todo el mundo en la red puede ver el saldo de cada cuenta, más no quien es el poseedor de esa cuenta.

Bitcoin fue quien trajo consigo la solución del problema del doble gasto de forma descentralizada, el cual es el mayor problema de todo sistema de pago electrónico y que siempre fue resuelto usando la confianza hacia un tercero.

Bitcoin utiliza un mecanismo de consenso conocido como prueba de trabajo para evitar la necesidad de una parte centralizada (bancos). En lugar de exigir a un tercero de confianza que verifique que las transacciones no son un doble gasto, un grupo descentralizado de personas conocido como mineros realiza esta tarea (tu o yo podríamos ser parte de los mineros de la red de Bitcoin mañana mismo si quisiéramos). Todas las transacciones de Bitcoin se incluyen en el libro mayor público compartido (cadena de bloques) y que garantiza que se pueda probar que cualquier parte que desee gastar bitcoins está realmente en posesión de esos bitcoins.

Cada transacción es un archivo que consiste en las claves públicas del remitente y del destinatario (direcciones de los monederos) y la cantidad de monedas transferidas. La transacción también debe ser firmada por el remitente con su clave privada. Todo esto es sólo criptografía básica. Eventualmente, la transacción se transmite en la red, pero primero deberá ser confirmada por los mineros.

En resumen, toda red de criptomonedas se basa en el consenso absoluto de todos los participantes en cuanto a la legitimidad de los saldos y las transacciones. Si los participantes de la red no están de acuerdo en un solo balance, el sistema básicamente se rompería. Sin embargo, hay muchas reglas preestablecidas y programadas en la red que impiden que esto suceda, lo cual hace que las criptomonedas sean un sistema inmutable y transparente.

Tipos de Criptomonedas

A finales de 2008, la única criptomoneda que existía, era el Bitcoin, actualmente existen más de 5.000 criptomonedas, cada una de las cuales pertenece a una de las tres categorías principales:

  • Bitcoin
  • Altcoins
  • Tokens

Bitcoin

Bitcoin (BTC) fue la primera criptomoneda que se creó y sigue siendo la principal criptodivisa del mundo por capitalización de mercado. Bitcoin es un sistema de pago electrónico global peer-to-peer que permite a las partes realizar transacciones directamente entre ellas sin necesidad de un intermediario como un banco.

En 2008  se describió cómo funcionaría esta revolucionaria nueva moneda, y la red Bitcoin se lanzó en 2009. Desde su lanzamiento, Bitcoin no ha experimentado ningún tiempo de inactividad, lo que permite a cualquiera transferir valor en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Bitcoin es a menudo considerado como la alternativa digital tanto a las monedas fiduciarias como al oro. Esto se debe a que Bitcoin puede gastarse y ahorrarse como el dinero tradicional, pero también es un recurso finito escaso y por lo tanto un buen almacén de valor como el oro.

Altcoins

El lanzamiento de Bitcoin y su código abierto en 2008 preparó el camino para que se crearan miles de otras criptomonedas. Estas nuevas monedas han sido llamadas ‘monedas alternativas’ o ‘altcoins’ ya que son alternativas a Bitcoin.

Mientras que algunas tienen un propósito similar al de Bitcoin, otros tipos de criptomonedas como las altcoins en realidad abarcan una amplia gama de usos diferentes. Por ejemplo, Ethereum (ETH), la primera cadena de bloques programables del mundo, permite a los desarrolladores construir e implementar aplicaciones descentralizadas (DApps) y contratos inteligentes.

Al igual que Bitcoin, todas las altcoins son capaces de operar de forma independiente en sus propias redes utilizando la tecnología de libro mayor distribuido (DLT por sus siglas en inglés que se lee como Distributed Ledger Technology). El tipo más famoso y comúnmente usado de DLT es la tecnología de cadena de bloques (Blockchain), que fue introducida en el mundo por Satoshi Nakamoto a través de Bitcoin. Aunque todas las monedas utilizan DLT, las variaciones en el código subyacente de cada protocolo es lo que da a los altcoins sus propios atributos únicos.

Tokens

A diferencia de Bitcoin y las Altcoins, los Tokens no pueden funcionar de forma independiente y dependen de la red de otra criptomoneda. Esto significa que no tienen su propia DLT o cadena de bloqueo subyacente, sino que están construidas sobre la cadena de bloqueo de una criptodivisa existente. Para entender esto con un lenguaje simple, podríamos decir que Bitcoin y las Altcoins son el equivalente a decir “Windows” en un ordenador y los Tokens son las aplicaciones que operan sobre Windows, tales como Office o Paint.

Categorías dentro de las criptomonedas

A continuación, los cuatro términos comúnmente usados para categorizar a las criptomonedas y que además tienen características específicas:

  1. Monedas de privacidad – Criptomonedas que se centran en proporcionar transacciones privadas, como Monero, Zcash y Dash.
  2. Stablecoins ó Monedas estables – Criptomonedas que están ligadas a activos “estables” como las monedas fiduciarias para reducir la volatilidad de los precios de forma drástica. Los principales ejemplos incluyen Tether, Dai, USD Coin, y Paxos.
  3. Tokens de intercambio – Criptomonedas creadas por las casas de cambio de criptomonedas (Exchanges) para que sean usadas principalmente en su propia plataforma. Los ejemplos principales incluyen Binance Coin, Huobi Token, y KuCoin.
  4. Monedas digitales del Banco Central (CBDC) – Criptomonedas creadas o respaldadas por un banco central. El Banco Popular de China (PBoC) está desarrollando actualmente su yuan digital, y se espera que la mayoría de los países digitalicen sus monedas nacionales en el futuro.

¿Qué puedo hacer con las criptomonedas?

Comprar bienes

En el pasado, tratar de encontrar un comerciante que aceptara criptomonedas era extremadamente difícil, si no imposible. Hoy en día, sin embargo, la situación es completamente diferente.

Hay muchos comerciantes, tanto online como offline que aceptan Bitcoin como forma de pago. Van desde grandes tiendas online hasta pequeñas tiendas locales, bares y restaurantes. Bitcoin puede ser usado para pagar hoteles, vuelos, joyas, aplicaciones, piezas de computadoras e incluso hasta para pagar carreras universitarias.

Otras criptomonedas como Litecoin, Ripple o  Ethereum  que a pesar de ser muy conocidas en el mundo de las criptomonedas, aún no son aceptadas ampliamente todavía. Las cosas están cambiando para mejor, Apple ha autorizado en su tienda al menos 10 criptomonedas diferentes como una forma viable de pago en la App Store.

Por supuesto, los usuarios de otras criptomonedas que no sean bitcoin, siempre podrán cambiar sus criptomonedas por bitcoins en una casa de cambio online (Exchange). Además, hay sitios web de venta de tarjetas de regalo como Gift Off, que acepta alrededor de 20 criptodivisas diferentes. Haciendo uso de una tarjetas de regalo, prácticamente podemos decir que se puede comprar cualquier cosa con una criptomoneda.

Invertir

Muchas personas creen que las criptomonedas son la mejor oportunidad de inversión disponible en la actualidad. De hecho, hay muchas historias de personas que se han hecho millonarias a través de sus inversiones en Bitcoin. Bitcoin es la moneda digital más reconocida hasta la fecha, llegando a tener en Diciembre de 2017, el precio de un Bitcoin que superó incluso los 20.000 dólares en algunas casas de cambio.

El Ethereum, es quizás la segunda criptomoneda más valorada, ha registrado el aumento más rápido que una moneda digital haya podido mostrar. Desde mayo de 2016, su valor aumentó al menos un 2.700 %.

Sin embargo, cabe señalar que las criptomonedas son inversiones de alto riesgo. Su valor de mercado fluctúa como el de ningún otro activo. Además, está parcialmente desregulada, siempre existe el riesgo de que se declare ilegal en ciertas jurisdicciones y cualquier intercambio de criptomonedas puede ser potencialmente pirateado.

Si decides invertir en criptomonedas, Bitcoin sigue siendo obviamente la opción predominante. Sin embargo, a finales de 2017 su participación en el mercado de las criptodivisas ha caído drásticamente del 90% al 40%-60%. Hay muchas opciones disponibles actualmente, con algunas monedas centradas en la privacidad, otras menos abiertas y descentralizadas que Bitcoin y algunas simplemente copiándolas.

Mientras que hoy en día es muy fácil comprar Bitcoins y que por lo tanto, existen numerosas casa de cambio que comercian bitcoins, hay otras criptomonedas por el contrario, las cuales no son tan fáciles de adquirir. Aunque esta situación está mejorando poco a poco con grandes casas de cambio como Kraken, BitFinex, BitStamp y muchas otras que empiezan a vender Litecoin, Ethereum, Monero, Ripple y así sucesivamente.

También hay algunas otras formas de comerciar con criptomonedas, por ejemplo, se puede comerciar cara a cara con un vendedor o usar un cajero automático de Bitcoin.

Una vez que has comprado tu criptomoneda, necesitas una forma de almacenarla. Todas las grandes casas de cambio ofrecen servicios de billetera. Pero, aunque parezca conveniente, lo mejor es que almacenes tus activos digitales afuera, en una cartera offline, o incluso invertir en una cartera de tipo hardware. Esta es la forma más segura de almacenar tus criptomonedas y que te dará un control total sobre tus activos.

Como con cualquier otra inversión, debes prestar mucha atención al valor de mercado de las criptomonedas y a cualquier noticia relacionada con ellas. Coinmarketcap es la página más conocida y utilizada por los poseedores de criptomonedas para estar al día de las fluctuaciones de precio, ya que brinda una solución integral para el seguimiento del precio, volumen, suministro de circulación y capitalización del mercado de la mayoría de las criptomonedas existentes.

Dependiendo de la jurisdicción en la que vivas, una vez que hayas obtenido una ganancia o una pérdida invirtiendo en criptomonedas, puede que necesites incluirlo en tu informe fiscal. En términos de impuestos, las criptomonedas se tratan de forma muy diferente de un país a otro. En los EE.UU., el Servicio de Impuestos Internos dictaminó que Bitcoin y otras monedas digitales deben ser gravadas como propiedad, no como moneda. Para los inversores, esto significa que las ganancias y pérdidas acumuladas a largo plazo por el comercio de criptomonedas se gravan con la tasa de ganancia de capital aplicable a cada inversor, que es de un máximo del 15 por ciento.

Minar

Los mineros son la parte más importante de cualquier red de criptomonedas, y al igual que el trading, la minería es una inversión. Esencialmente, los mineros proporcionan un servicio de contabilidad a sus respectivas comunidades o redes. ¿Cómo brindan ese servicio de contabilidad? Lo hacen aportando poder de computo para realizar los cálculos matemáticos requeridos para resolver complicados rompecabezas criptográficos, algo que es necesario para poder confirmar una transacción y registrarla en el libro mayor público distribuido llamado Cadena de Bloques (Blockchain).

Mucha gente ha hecho fortunas con la minería de Bitcoins. En los primeros años cuando fue lanzado Bitcoin, se podían obtener beneficios sustanciales de la minería usando sólo el ordenador, o incluso un portátil lo suficientemente potente. Hoy en día, la minería de Bitcoin sólo puede ser rentable si estás dispuesto a invertir en un hardware de minería de calidad industrial. Esto, por supuesto, conlleva enormes facturas de electricidad además del precio de todo el equipo necesario.

Actualmente, se dice que Litecoins, Dogecoins y Feathercoins son las mejores criptodivisas en términos de rentabilidad para los principiantes.

¿Cómo obtienen beneficios los mineros?

Cuanto más potencia de cálculo consiguen acumular, más posibilidades tienen de resolver los rompecabezas criptográficos. Una vez que un minero logra resolver el rompecabezas, recibe una recompensa más una tarifa de pago por transacción.

A medida que la criptomoneda  atrae más interés, la minería se hace más difícil y la cantidad de monedas recibidas como recompensa por el sistema disminuye. Por ejemplo, cuando Bitcoin fue creado por primera vez, la recompensa por resolver un rompecabezas criptográfico fue de 50 BTC. Ahora, la recompensa es de 12,5 Bitcoins (Abril de 2020). Esto ocurrió porque la red de Bitcoin está diseñada para que sólo pueda haber un total de 21 millones de monedas en circulación.

Las recompensas para extraer Bitcoin serán cada vez más pequeñas, por lo tanto cada uno de los Bitcoins extraídos será exponencialmente más valioso.

Todos estos factores hacen que la minería de criptomonedas sea una carrera armamentística extremadamente competitiva que recompensa a los primeros en adoptarlas. Sin embargo, dependiendo de donde vivas, los beneficios obtenidos de la minería pueden estar sujetos a impuestos y regulaciones de transmisión de dinero. En los EE.UU., la FinCEN ha publicado una guía, según la cual la minería de criptodivisas y su cambio por monedas planas puede ser considerada como transmisión de dinero. Esto significa que los mineros podrían tener que cumplir con leyes y reglamentos especiales que tratan de este tipo de actividades.

Aceptar como medio pago

Si eres dueño de un negocio y estás buscando nuevos clientes potenciales, aceptar criptomonedas como forma de pago puede ser una buena solución. El interés por las criptomonedas nunca había sido tan alto y sigue en aumento. Junto con el creciente interés, también crece el número de criptomonedas alrededor del mundo. La página de Coin ATM Radar actualmente lista más de 7000 cajeros automáticos en 72 países.

En primer lugar, debes hacer saber a tus clientes que tu negocio acepta criptomonedas. Simplemente poniendo un cartel junto a la caja registradora. Los pagos pueden ser aceptados usando los dispositivos móviles y aplicaciones que brindan el servicio de direcciones de billetera a través de códigos QR.

se-aceptan-bitcoins

Hay muchos servicios diferentes que puedes utilizar para poder aceptar pagos en criptomonedas. Por ejemplo, CoinPayments acepta actualmente más de 75 monedas digitales diferentes, cobrando sólo un 0,5 % de comisión por transacción. Otros servicios populares incluyen Cryptonator, CoinGate y BitPay, este último sólo acepta Bitcoins.

En los Estados Unidos, Bitcoin y otras criptodivisas han sido reconocidas como una moneda virtual convertible, lo que significa que aceptarlos como forma de pago es exactamente lo mismo que aceptar dinero en efectivo, oro o tarjetas de regalo.

A efectos fiscales, los negocios con sede en los EE.UU. que acepten criptomonedas deben registrar una referencia de las ventas, la cantidad recibida en una moneda concreta y la fecha de la transacción. Si los impuestos sobre las ventas son pagaderos, la cantidad debida se calcula en base al tipo de cambio medio en el momento de la venta.

La legalidad de las criptomonedas

A medida que las criptomonedas empiezan a generalizarse, los organismos encargados de hacer cumplir la ley, las autoridades fiscales y los reguladores jurídicos de todo el mundo tratan de comprender el concepto mismo de las criptomonedas y su encaje exacto en los reglamentos y marcos jurídicos existentes.

Con la introducción de Bitcoin, la primera criptomoneda de la historia, se creó un paradigma completamente nuevo. Las monedas digitales descentralizadas y autosuficientes que no existen en ninguna forma física y que no están controladas por ninguna entidad singular, siempre se dispusieron a causar un alboroto entre los reguladores.

Se han planteado muchas preocupaciones con respecto a la naturaleza descentralizada de las criptomonedas y su capacidad de ser utilizadas casi completamente de forma anónima. Las autoridades de todo el mundo están preocupadas por el atractivo de las criptomonedas para los comerciantes de bienes y servicios ilegales. Además, están preocupadas por su uso en esquemas de lavado de dinero y evasión de impuestos.

A partir de noviembre de 2017, Bitcoin y otras monedas digitales están prohibidas en países como Bangladesh, Bolivia, Ecuador, Kirguistán, Vietnam y otros países más. Sin embargo, en otras jurisdicciones todavía no es ilegal el uso de criptomonedas, pero las leyes y reglamentos pueden variar drásticamente según el país.

Cómo almacenarlas

A diferencia de la mayoría de las monedas tradicionales, las criptomonedas son digitales, lo que implica un enfoque completamente diferente, sobre todo en lo que respecta a su almacenamiento. Técnicamente, no se almacenan unidades de criptomoneda, sino la clave privada que se utiliza para firmar las transacciones que deben ser almacenadas de forma segura.

Hay varios tipos diferentes de carteras de criptomonedas que satisfacen diferentes necesidades. Si su prioridad es la privacidad, puede optar por una billetera de papel o de hardware. Esas son las formas más seguras de almacenar sus fondos. También hay carteras “frías” (offline) que se almacenan en el disco duro y carteras online, que pueden estar afiliadas a casas de cambio o a plataformas independientes.

ledger-nano

Principales y más conocidas Criptomonedas

  • Bitcoin – La primera criptomoneda que lo inició todo.
  • Ethereum – Una moneda programable que permite a los desarrolladores construir diferentes aplicaciones y tecnologías distribuidas que no funcionarían con Bitcoin.
  • Ripple – A diferencia de la mayoría de las criptomonedas, no utiliza una cadena de bloques para alcanzar un consenso en la red para las transacciones. En su lugar, se implementa un proceso de consenso iterativo, que lo hace más rápido que Bitcoin pero también lo hace vulnerable a los ataques de hackers.
  • Bitcoin Cash – Una bifurcación de Bitcoin que está respaldada por la mayor compañía minera de Bitcoin y un fabricante de ASICs Bitcoin mining chips.
  • NEM – A diferencia de la mayoría de las otras criptomonedas que utilizan un algoritmo de prueba de trabajo, utiliza la prueba de importancia, que requiere que los usuarios ya posean ciertas cantidades de monedas para poder conseguir otras nuevas. Alienta a los usuarios a gastar sus fondos y hace un seguimiento de las transacciones para determinar la importancia que tiene un usuario determinado para la red general de NEM.
  • Litecoin – Una criptomoneda que fue creada con la intención de ser la ‘plata digital’ en comparación con el ‘oro digital’ de Bitcoin. También es una bifurcación de Bitcoin, pero a diferencia de su predecesor, puede generar bloques cuatro veces más rápido y tener cuatro veces el número máximo de monedas a 84 mln.
  • IOTA – La tecnología de libros de contabilidad de esta criptomoneda se llama ‘Tangle’ y requiere que el remitente de una transacción haga una prueba de trabajo que apruebe dos transacciones. Por lo tanto, IOTA ha eliminado a los mineros dedicados al proceso.
  • NEO – Es una red de contratos inteligentes que permite que todo tipo de contratos financieros y aplicaciones distribuidas de terceros se desarrollen sobre ella. Tiene muchos de los mismos objetivos que el Ethereum, está desarrollada en China, lo que puede darle algunas ventajas debido a la mejora de la relación con los reguladores chinos y las empresas locales.
  • Dash – Es una red de dos niveles. El primer nivel son los mineros que aseguran la red y registran las transacciones, mientras que el segundo consiste en “masternodos” que transmiten las transacciones y permiten el tipo de transacción InstantSend y PrivateSend. El primero es significativamente más rápido que Bitcoin, mientras que el segundo es completamente anónimo.
  • Qtum – Es una fusión de las tecnologías de Bitcoin y Ethereum dirigidas a aplicaciones de negocios. La red se jacta de la fiabilidad de Bitcoin, mientras que permite el uso de contratos inteligentes y aplicaciones distribuidas, de la misma manera que funciona dentro de la red Ethereum.
  • Monero – Una criptomoneda con capacidad de transacciones privadas y una de las comunidades más activas, que se debe a sus ideales abiertos y centrados en la privacidad.
  • Ethereum Classic – Una versión de Ethereum. Construída por una organización autónoma descentralizada.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *